diario de un vallisoletano curioso

miércoles, 23 de mayo de 2012

Y hoy...el Hombre Verde




Lo bueno del Teatro de Calle no es que vayas a buscarlo sino que salga a tu encuentro. Adrian Schvarzstein, alias Greenman, el Hombre verde, andaba por el corro de Santiago, Doctrinos, María de Molina, Plaza Mayor. Bien desplazándose en su veloz patinete, bien ordenando el tráfico -no sé si los municipales estaban muy convencidos-, o repartiendo caramelos que sacó de una tienda con toda su jeta, o invitando a un espectador a que se hiciera el muerto con su viuda llorosa delante, o incordiando a los que tomaban el aperitivo en una terraza...A mí mismo por un momento me birló la cámara, y menos mal que hoy no se velan las tomas, porque aquí está el reportaje, que fue un placer. Aunque eso sí, al grupo de fieles seguidores nos tocó correr tras Adrian hasta que se plantaba de pronto con alguna nueva ocurrencia.

Adrian Schvarzstein pone a prueba al viandante cejijunto y austero y consigue desencajarle, aunque no todos se dejan. Viene bien que un personaje así facilite este tipo de terapias antipsiquiátricas, una mezcla de humor, bondad y desafío a los caracteres hoscos. Y complicidad, mucha complicidad, con los paseantes que buscábamos precisamente eso, la distensión, en estos tiempos en que tanto se empeñan ciertos tipos de arriba en tensarnos y agriarnos la vida cotidiana.   

Adrian Schvaszstein tiene su propia página. Ver http://www.adrianschvarzstein.com/ .












No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada